El origen del Gazpacho Andaluz

El gazpacho andaluz, es una sopa fría que como ingredientes tiene: el aceite de oliva, vinagre y hortalizas crudas: generalmente tomates, pepinos, pimientos, cebollas y ajo.

Suele servirse fresco, en los meses calurosos de verano. Casualmente cuando fui a ver a mi hija mayor, me sirvieron este Gazpacho Andaluz que estaba de muerte.

El color del Gazpacho

Su color varía desde el anaranjado pálido al rojo, según se empleen tomates más o menos maduros, que son los que aportan un colorante natural denominado licopeno.

El origen del actual gazpacho andaluz, es incierto, aunque tradicionalmente se le ha considerado un plato del interior de Andalucía. Donde el aceite de oliva y los productos de la huerta son abundantes, y los veranos muy secos y calurosos.

Por esta razón se le conoce comúnmente como gazpacho andaluz. A pesar de ello, el origen del gazpacho como plato “desmigado” es anterior al uso de hortalizas en su elaboración y data de la época del al-Ándalus. Esto me lo contó una amiga de Málaga y otra de Córdoba en Andalucía.

El análisis nutricional 

Las calorías que el gazpacho posee, son muy pocas, por lo que su densidad calorica, es baja.

Gran parte de la composición del gazpacho es agua y el resto, básicamente, de hidratos y grasas monoinsaturadas derivadas del aceite de oliva.

Claro que como las grasas concentran más calorías por gramo, la mayor parte de la energía que aporta el gazpacho deriva de éstas, pues las hortalizas son muy pobres en valor calórico.

Cada porción, contiene 85 kcal por 250 CC. ¿Qué me contas?

Además de estas pocas calorías y mucha agua, el gazpacho concentra buenos minerales y vitaminas para el organismo, entre los cuales se destaca el calcio, potasio, fósforo y vitamina A, así como carotenos con acción antioxidante.

El Gazpacho: ¿engorda o no?

Definitivamente y ratificado por nutricionistas  especializados.  EL Gazpacho natural  de por sí no engorda.

Dependerá de la composición  o sea de los ingredientes, de la cantidad que se coma por ración y de las veces que se coman con frecuencia. Esto es,de su contribución al aporte calórico  dentro de una dieta tipo.  Porque lo que cuenta es el todo, no las partes.

Según los ingredientes

Así que a la hora de valorar el gazpacho, deberás analizar los ingredientes que lo componen, la ración recomendada y su lugar dentro del menú de cada día.

En cuanto a la composición de la receta, cabe decir que hay tantos gazpachos como setas o mejor aún como “gazpacheros”.

Se trata de un plato con mucho arraigo tradicional, cuya base es el tomate, aceite, y diría que a partir de ahí cada uno hace su versión, con ajo, vinagre, cebolla, pimiento, pepino, con pan o sin pan, zanahoria, pimentón, tomillo, orégano.

Los más modernos…

Luego están los modernos… con sandia, cerezas, etc. Pero en general podemos decir que se trata de una sopa fríade verduras que lleva aceite y opcionalmente algo de pan.

Y la de base, son de verduras, y como tal, lo consideraremos como una ración de verduras para degustar.

Las raciones

Creo que cabe recordar aquí que son recomendables dos raciones de verduras diarias en cualquier tipo de dieta o menú saludable.

En general, muchos argumentan para defender el “libre consumo” del gazpacho que no utilizan pan en su elaboración. Bien, el principal problema del gazpacho, si tenemos que buscarle algún pero como hemos comentado anteriormente, sería el aceite, no el pan.

Qué tomate usar para hacer Gazpacho

Ahora vamos a conocer la receta tradicional paso a paso para elaborar un buen gazpacho andaluz ,exquisito ideal para tomar en verano. Sírvelo bien frío, y recuerda que el secreto de esta joya de la cocina española esta en la materia prima ” LOS TOMATES”

Gazpacho Andaluz