Croquetas turcas: Mercimek Köftesi, fácil de hacer y super económicas

Croquetas turcas: Mercimek Köftesi, fácil de hacer y super económicas

La gastronomía turca, tiene una gran variedad de platos para degustar, entre ellas las: Mercimek Köftesi, que son unas croquetas….

Gastronomía Turca

La gastronomía de Turquía, corresponde al conjunto de costumbres culinarias de los habitantes de las regiones de Turquía. La cocina de Turquía, es muy conocida en la actualidad, y parece haber influido a otras gastronomías en el uso de especias, asado de carnes, etc. Hoy les mostraré unas croquetas turcas llamadas Mercimek Köftesi.

No obstante, quiero hablar de las características de la cocina turca, pues es el puente entre las cocinas del Oriente Medio y la cocina balcánica, y se puede decir que se encuentra en una posición destacada entre las cocinas de origen mediterráneo, debido no solo a la posición geográfica del país, sino que tiene en común con las otras gastronomías un predominio del uso y empleo de las verduras y del aceite de oliva como ingredientes en la mayoría de sus platos.

La gastronomía turca, se caracteriza por emplear una gran diversidad de ingredientes en la elaboración de sus platos. El uso de las especias se puede extender a diversos platos, una de las características es su uso abundante y que se comercializa en parte de los mercados callejeros. Así que, si pasas por Estambul o cualquier pueblo o ciudad de Turquía, verás muchos puestos de especias sueltas para comprar y cocinar luego.

¿Que son las Mercimek Köftesi?

Las croquetas turcas, que vamos a preparar hoy, se llaman Mercimek Köftesi. Muy famosas entre los vegetarianos y veganos. Estas nutritivas croquetas, podemos tomarlas como guarnición, tapa o primer plato.

Son sabrosas gracias a la amplia variedad de especias que las aliñan. Entre las que podemos elegir aquellas que más nos gusten. Se suelen acompañar con hojas de lechuga y limón. También te recomiendo una salsa de yogur, que por cierto, estas croquetas se toman frías. Mientras, te explico qué es el Bulgur.

¿Qué es el bulgur, burghul o  trigo burgol?

El bulgur, burghul, o trigo burgol es un ingrediente todavía bastante desconocido en nuestro país. Se trata de un producto de origen turco o persa, hecho de trigo y muy presente en la gastronomía de Oriente Medio. Se utiliza en platos tan populares allí, como el tabulé o el kibbeh, considerado plato nacional de Líbano.

Aunque nos recuerde al cuscús -bastante más popular por aquí-, se elabora de forma distinta, a pesar de que los dos proceden del trigo. Es posible que el cuscús nos resulte más fácil de encontrar, pero también podemos hacernos con un paquete de bulgur en supermercados de gran tamaño y en tiendas especializadas. Cada vez en más sitios también podemos comprarlo a granel.

Es un ingrediente de sabor neutro, lo que nos permite usarlo como el arroz o la pasta en infinidad de recetas, o como guarnición de otros platos. Así que no es necesario ponerse a preparar una receta exótica, simplemente podemos reemplazar el arroz por el bulgur en alguno de nuestros platos y darle una oportunidad a este cereal que goza de muy buena fama y, además, bien preparado queda muy rico.

¿De dónde sale y cómo se elabora?

El bulgur proviene del trigo y se obtiene tras cocer los granos de este cereal. Después de la cocción se escurre y se somete a un proceso de secado que dura varios días. Se elimina el salvado del trigo y se muele, dando como resultado granos de diferentes calibres que se criban y se separan por tamaños.

De esta forma podemos encontrar el mismo producto comercializado con grano más fino o más grueso. También dependiendo del trigo utilizado puede dar como resultado un color más dorado o más rojizo.

Cocción

El bulgur se cuece igual que el arroz, necesitando dos medidas de agua por cada una de bulgur, y entre 7 y 25 minutos dependiendo del tamaño del grano. Lo más aconsejable es seguir las indicaciones del fabricante. Algunos comercializados como «instantáneos» necesitan pocos minutos de cocción.

Otra forma de cocinar el bulgur es dejarlo sumergido en agua caliente hasta que se ablande y esté listo para comer. Dependiendo del tipo de bulgur, puede necesitar poco tiempo o hasta una noche de remojo entera.

Beneficios para la salud

Como cualquier cereal tiene multitud de propiedades y, en particular, el bulgur está considerado un carbohidrato de buena calidad. Es una buena fuente de energía y aporta vitaminas, hierro, proteínas, mucha fibra y antioxidantes. Las grasas saturadas son prácticamente inexistentes.

Aunque probablemente por lo que destaca es por ser un carbohidrato con bajo indice glucémico, por lo que la absorción de glucosa en sangre es más lenta comparado con otros cereales.

El bulgur proviene del trigo, por lo que no pueden consumirlo personas celíacas o intolerantes al gluten.

Diferencias entre bulgur y cuscús

Como hemos explicado, el bulgur se obtiene del grano de trigo cocido, secado y posteriormente machacado o molido, dando como resultado los granos de este ingrediente.

Por su parte, el cuscús es lo que conocemos como sémola de trigo duro (que es diferente al trigo blando) y se consigue tras moler la parte dura del cereal hasta convertirlo en una especie de harina gruesa.

Aunque ahora se puede encontrar instantáneo, tradicionalmente el cuscús se cocinaba al vapor. Además del nombre de la sémola, el cuscús (couscous) es como se conoce al conocido y tradicional plato marroquí.

En Recetas

Como decíamos, el bulgur puede facilmente sustituir a cualquier cereal que solemos usar, por lo que simplemente tenemos que adaptar nuestras recetas a este ingrediente.

mercimek köftesi

Ingredientes:

  • 1 taza de lentejas
  • 1 taza de bulgur fino o granos de trigo tierno
  • 1 cebolleta
  • 1 cda de tomate concentrado
  • 1 cda de pimentón dulce o pasta de pimiento
  • 100g grs de mantequilla
  • 1 cebolla de verdeo
  • 1 cda de comino
  • 1/2 taza de perejil picado
  • menta
  • hojuelas de guindilla
  • pimienta molida
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • hojas de lechuga
  • rodajas de limón

    mercimek köftesi
    mercimek köftesi

Preparación: 

Comenzas enjuagando y colando las lentejas remojadas durante una noche y las cocinamos a fuego medio cubiertas de agua hasta que estén tiernas pero enteras.

Añadís entonces el bulgur y continuamos la cocción un par de minutos más.

Retiras del fuego y dejas reposar 20 minutos hasta que el trigo absorba el agua. Si sobra agua, la retiras.

Freís la cebolla picada ligeramente en mantequilla. Cuando la cebolla empiece a volverse translúcida, añadís pasta de pimiento. Mezclas y añadís el concentrado de tomate. Cocinas durante unos minutos y agregamos la mezcla de cebolla y tomate a la cazuela con la mezcla de lentejas y bulgur. Revolves bien para que todo se mezcle y dejas reposar de nuevo.

Después de una hora, la mezcla está lo suficientemente fría como para poder amasarla. Pones la mezcla en un recipiente grande y agregas menta, perejil y cebolleta picada, las hojuelas de guindilla y una cucharada de melaza de granada. Amasas bien la mezcla, probas y rectificas si es necesario.

Formas los köftes apretando bien la mezcla en la mano. Por supuesto podes hacer también bolas u otro tipo de forma con un molde, pero esta es la manera más rápida y tradicional de hacerlos. Hay que apretarlos bien para que sea menos probable que se nos desmoronen los köftes.

Servimos con lechuga, perejil picado y jugo de limón.

0 comentarios en «Croquetas turcas: Mercimek Köftesi, fácil de hacer y super económicas»Añade el tuyo →

Deja una respuesta