Tarta Pascualina

Descubre los secretos de la tarta pascualina y… ¡degustalas!



Una receta más de la familia, que hacían mi abuela y mi mamá. Y lo bueno de esta receta es que puedes comprar ya la masa hecha de tarta en Mercadona, Consum, Carrefour, Lidl que viene en una caja rectangular. Aunque si deseas hacerla tú, la masa hojaldre, no hay problemas. En realidad, para hacer una pascualina, lo que se modifica es el ingrediente principal.

A experimentar! Hay una variante con acelga cruda para mantener más los sabores y nutrientes, la pueden probar si gustan también, es un poco más fuerte y rústica que ésta que les voy a mostrar hoy.

Tarta Pascualina

Ingredientes 

  • 2 atados de acelga o 2 paquetes de acelga congelada
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla mediana o grande
  • 2 huevos (uno por cada atado de acelga)
  • 2 tapas de tarta o uno si se quiere hacer solo con base
  • Queso rallado
  • Sal
  • pimienta
  • nuez moscada
  • Opcional: 100 grs de jamón (se puede suprimir si se quiere hacer vegetariana)
  • Opcional: Queso fresco o brie (debe el queso derretirse dentro de esta preparación)
Cómo hacer la Tarta Pascualina
Cómo hacer la Tarta Pascualina

Preparación

Se lava la acelga y se la pone en una cacerola grande sin agua (con la misma agua de la acelga lavada es suficiente). Si las hojas tienen pencas (la base o tallo de la hoja) se las puede cortar y guardar para una receta con pencas . Las pencas son más amargas y duras que las hojas. Pero en otra receta, les diré cómo hacer una rica receta con pencas para aquellas personas que son vegetarianas o veganas.



Una vez que tenemos toda la acelga lavada en la cacerola (si no entro toda se puede repetir el proceso en 2 pasos), la pones a fuego mínimo un ratito. La idea es que la acelga pierda un poco de líquido y se cocine un poco, y verás cómo se va a ir achicando hasta que esté blandita. Retirarla de la cacerola a un colador y dejar enfriar mientras se va escurriendo.

Este es un paso opcional, depende del gusto de cada una. A mi me gusta más bien sequita, como la acelga tiene mucho líquido hay que sacarle todavía un poco más. Cuando está a una temperatura en la que se puede tocar cómodamente con la mano, agarrar un puñado de acelga y apretarla con las manos para que salga el excedente de líquido por entre los dedos. Repetir esto con toda la acelga.

Una vez que tenemos la acelga escurrida, picarla fina y reservar.

Cortar la cebolla y el ajo bien chiquitos y saltear en una sartén. Primero la cebolla hasta transparentar un poco y después el ajo muy poquito. Al rato, agregas la acelga picada y saltear todo un rato más para secar y saborizar un poco más la acelga.

Retiras del fuego y dejas enfriar para preparar la mezcla de la tarta.

Mezclas los 2 huevos en un bowl chiquito.



Ahora, en un bowl grande mezclas la acelga con la cebolla y el ajo, y agregas optativamente el jamón cortado finito si decidiste agregarlo, bastante queso rallado, sal, pimienta y nuez moscada a gusto. Agregas el huevo para unificar todo el relleno.

Preparas una tartera o fuente, y colocas papel manteca para que no se pegue y luego la masa de tarta. Estiras si es necesario. Luego colocas el relleno bien parejo por toda la fuente. Cubris con la tapa si queres, o si la preferís más dietética, sin tapa.

Calentas el horno y llevas la tarta unos 30 minutos hasta dorar la masa, según horno. Ir revisando la tarta cada 10/15 minutos.

Se le pueden poner pedazos de queso fresco o huevos duros entre el relleno para hacerla más rica. Si colocas la tapa de arriba, conviene hacer unos 5 o 6 agujeros para que se vaya el aire y no se formen globos.

¿Te ha gustado la receta? ¿Ya la has hecho alguna vez? ¿Qué han dicho tus comensales?

Si necesitas hacer una consulta sobre esta receta, solo debes escribir a: lasrecetasdeviviana@gmail.com

2 comentarios en “Descubre los secretos de la tarta pascualina y… ¡degustalas!Añade el tuyo →

  1. Es muy rica, la preparo sin el jamón. Pero la hago seguido
    La acelga o la espinaca la preparo de varias formas, croquetas fritas, la agrego licuada y escurrida a la masa de los ñoquis,(ñoquis verdes), más fáciles son los “mal hechos”, hervidos de a cucharadas y en tortillas.
    Pero salteadas con ajo, para acompañar carnes,es como las hago más seguido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *